La anunciada renovación del convenio suscrito entre Linguaserve y la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), de la que informamos más detenidamente en este mismo número de Contextos, es un buen motivo para retomar un asunto que he abordado en más de una ocasión en nuestro boletín: la relación de necesaria simbiosis que se establece entre la industria de hospitality (hotelería, restauración y turismo) y el sector GILT (globalización, internacionalización, localización y traducción).

La anunciada renovación del convenio suscrito entre Linguaserve y la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (CEHAT), de la que informamos más detenidamente en este mismo número de Contextos, es un buen motivo para retomar un asunto que he abordado en más de una ocasión en nuestro boletín: la relación de necesaria simbiosis que se establece entre la industria de hospitality (hotelería, restauración y turismo) y el sector GILT (globalización, internacionalización, localización y traducción).

La llegada del verano contribuye a reforzar todavía más esta situación con el desplazamiento nacional y transnacional de centenares de millones de personas en todo el mundo (quienes además previamente han procedido, de forma directa o mediante la intervención de un tercero, a la realización de las pertinentes gestiones). Nunca como en estas fechas el sector GILT está tan presente en la mente del consumidor.

Hospitality y GILT son dos realidades que, hoy más que nunca, se dan la mano, en un entorno en el que el factor movilidad implica la desaparición de las tradicionales fronteras geográficas a la hora ya no sólo de viajar sino de acceder a los contenidos informativos y comerciales que son generados por los operadores turísticos.

Indiquemos algunas cifras obtenidas del más reciente informe del World Travel & Tourism Council: en 2015 este sector generó más de 7 millones de empleos en todo el mundo; en España se crearán en los próximos diez años alrededor de 25 millones de puestos de trabajo relacionados con esta industria; a nivel internacional le corresponderá uno de cada diez empleos, con un peso específico que se sitúa en casi el 10% de la economía mundial.

En el caso concreto de Linguaserve conviene precisar que ya se está ofreciendo al sector de hospitality la solución ATLAS Real Time, un sistema de publicación web multilingüe en tiempo real de segunda generación desarrollado en el Centro de I+D+i de la compañía, cuyas características lo convierten en particularmente adecuado para los requerimientos de esta industria. La solución especialmente empaquetada para este segmento de mercado es también asequible para las pequeñas empresas aportándolas un conjunto de ventajas competitivas de primer nivel.

Desde mi punto de vista ATLAS RT afronta algunos de los problemas ante los que se encuentran los hoteles a la hora de apostar por el multilingüismo: el proceso desordenado, repetitivo e inconexo de extracción de datos; la farragosa inclusión de textos traducidos a cada lengua; o el mantenimiento tedioso y con propensión a errores humanos cada vez que se introducen nuevos contenidos o se modifican los existentes, especialmente en los contenidos más dinámicos.

La solución aporta valores añadidos como su fácil instalación, la drástica reducción del entorno web (hay un único sitio web correspondiente a la lengua de origen y ya no es necesario extraer e importar textos o archivos), el uso de un proxy “inteligente” de publicación multilingüe para gestionar la traducción de páginas web, su máxima compatibilidad al estar integrado con los mejores sistemas de traducción líderes a nivel mundial y su óptima flexibilidad que permite utilizar la traducción automática, la traducción humana o una combinación de ambas.

Quiero aportar algunos datos que hace unos meses eran recogidos por la propia Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos. El 17% de los hoteles españoles no tiene traducida su página web a ningún otro idioma y el 63,5% la tiene traducida a dos lenguas o más. Inglés (83,3%), francés (42,2%) y alemán (36,7%) son las tres lenguas a las que más se traduce. Sólo el 5,6% de los hoteles españoles tienen sus webs traducidas a idiomas ideográficos como el chino o el japonés, mientras que lenguas como el árabe o el hebreo no tienen prácticamente presencia. En cuanto a su distribución por áreas, el 32% de los hoteles de zonas rurales e interior tiene traducida su web a dos o más idiomas, frente al 75% en el caso de los hoteles de núcleos urbanos y el 72% de los pertenecientes a costa e islas.

Debido a todo ello creo que la industria de hospitality está demandando, de manera urgente, soluciones GILT que den respuesta a sus necesidades de implementar sitios y servicios web multilingües que faciliten la interactuación con clientes finales y partners, adecuándose así a un mercado enormemente dinámico en el que los usuarios exigen una creciente participación (en muchas ocasiones prescindiendo incluso de los tradicionales agentes de intermediación). Tengamos en cuenta los datos de un Eurobarómetro de la Comisión Europea en el que se indica que el 90% de los internautas europeos prefieren buscar alojamiento en hoteles que tengan la web en su idioma y que el 42% de los europeos nunca ha realizado una reserva hotelera en una lengua distinta a la suya.

En definitiva, en un entorno de estas características las empresas GILT debemos tener la capacidad de explicar con claridad a los ejecutivos de la industria de hospitality (quienes toman las decisiones de contratación de esta clase de servicios) cómo un empleo inteligente de las tecnologías lingüísticas puede permitirles optimizar recursos y costes económicos. En la capacidad de los proveedores GILT de proporcionarles una nueva generación de soluciones específicamente concebidas para sus necesidades, radicará el estrechamiento de los nexos establecidos entre estos dos sectores, que deben redundar de manera mutua en forma de beneficios competitivos en el corto, medio y largo plazo.

Pedro L. Díez Orzas
Presidente Ejecutivo de Linguaserve

Si está pensando desarrollar cualquier clase de proyecto de traducción y localización web, por favor contacte con nuestra dirección de correo electrónico: clientes@linguaserve.com